Asustarte; la mejor forma de jugar

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Con los recientes lanzamientos de Alien: Isolation y de Evil Within, la expectación causada por la demo del nuevo Silent Hill denominada “P.T” y las entregas de nuevo cuño como Outlast o Slender Man, podemos decir sin temor a equivocarnos que el género del terror ha vuelto y se quedará entre nosotros por mucho tiempo.

Lo que en numerosas ocasiones me he planteado como jugador es el porqué este género es tan exitoso, siendo como es cuanto menos, una experiencia en momentos desagradable y que te hará pasar malos ratos.

La conclusión que termino alcanzado una y otra vez sin variación posible es que gracias a ellos podemos sentirnos vivos de verdad.

En nuestra vida cada vez más rutinaria y acomodada hemos terminado por desconectar de nuestros instintos más básicos, de aquellos que nos hacen ser como somos en el fondo, fuera de los convencionalismos y lo “políticamente correcto”. Uno de dichos instintos es el de supervivencia, por el cual realizaremos lo necesario con tal de perpetuar nuestra existencia.

Y gracias al terror y a nuestra capacidad de empatía con el entorno, podemos llegar a sentirnos como Amanda Ripley en la frénetica huida de un Xenomorfo dentro de los angostos conductos de ventilación de la Sebastopol.

No cabe duda de que la experiencia no será agradable, pero verse en peligro constante, activar tus sentidos con el fin de calcular cualquier cambio en el entorno, hacen que acabes valorando tu vida, en este caso puramente virtual.

El miedo pasará a ser cautela e intriga. Tras este proceso de superación comenzará el verdadero entrenamiento y donde el desafío comenzará a abrirse a nuestros ojos, pudiendo emplear las armas a nuestro alcance, ya sean pistolas Magnum, lanzallamas o incluso la gran nada; en ocasiones el entorno y nuestra capacidad de camuflaje son nuestra mejor defensa.

Nuestro excitado cerebro intentará demostrarnos una y otra vez que no hay nada que temer, que aquello que vemos no es real y todo lo que se nos muestra no son más una sucesión de imágenes dispuestas a jugar con nosotros, pero no podemos evitar pensar que allí, más adelante, en ese tétrico pasillo en el que se dibuja una sombra recortada por una tenue luz, se esconde el horror de todos los horrores, dispuesto a hacernos lo inimaginable.

Y es aquí donde un buen juego de miedo se desmarcará de los mediocres, dejando a la imaginación lo que los demás nos muestran. Tan solo intuiremos, pero ello provocará que nuestra inventiva (más poderosa por el momento que cualquier realidad palpable) cree aquello que más tememos.

Sin duda, para algunos será un paseo infernal que no les despierte el menor interés de acercarse hasta él; no quieren malos ratos en su vida, el objetivo es disfrutar.

Luego estarán los masoquistas; quiero más y cuanto más me acojone mi disfrute será mayor. Son una especie a la cual admiró por su capacidad de poder enfrentarse a cualquier horror.

Y para finalizar está la clase intermedia, entre los que me incluyo. Lo pasó mal en un principio, me tensó, me pongo nervioso y deseo apagar la videoconsola pero no me dejo llevar y sigo, buscando ese punto que me diga que lo voy a empezar a disfrutar.

Ese checkpoint de gusto no termina de llegar mientras sigas buscándolo, tan solo en el momento en el que te liberes y te enfrentes a la bestia cara a cara, de igual a igual, jugando tus propias cartas y huyendo en el preciso instante para evitar una muerte segura, comprendes que has realizado un acto de valentía y has dado un paso más en el proceso de superación personal.

Un logro mental salta dentro de ti: “Dejaste de ser un cagueta”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

About Author

Jugador incansable y amante de los hack slash. Cofundador de Gamepong y administrador de la web. Lema: "Nunca es suficiente".

Leave A Reply

*

Share This