PS3 Vs Xbox 360. Un único vencedor.

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En Noviembre del 2005 salió a la venta la segunda consola de sobremesa de la historia de Microsoft, la Xbox 360. Un año más tarde, en Noviembre del 2006, salió a escena la aclamada Play Station 3. Un año de desventaja, un año de error que le salió muy caro a Sony. Esto, sumado al desorbitado precio de salida, alrededor de 600€, hizo que la consola estadounidense se devorara literalmente a la Ps3 en los inicios.

A partir del año 2008 empezó la verdadera guerra entre las dos. Asentadas, con un catálogo de exclusivos más sólido y con los jugadores de todo el mundo concienciados de qué es lo que ofrecía cada consola, empezó el baile.

No quiero entrar en debates de quién la tiene más grande, ni en absurdeces como que la GPU de la 360 es superior o la Inteligencia Artificial y procesamiento de la PS3 es superior. Hablaré de mis sensaciones personales y totalmente objetivas como jugador.

Yo, poseedor de las dos consolas, algo antes la 360, me enamoré poderosamente de la blanquita de Microsoft. Su comunidad  y planteamiento online (a pesar de ser de pago) me pareció, y me sigue pareciendo, muy superior a la de Play Station. Aunque en la 6ª generación ya se había flirteado con el online, fue en la 7ª generación donde se asentó como un modo de juego prioritario en pos del offline. Algo impensable algunos años atrás.

Los menús de Xbox también me sorprendieron. Ligeros, con todas las facilidades del mundo. Uno podía comprobar sus logros y ver los mensajes de los amigos en cuestión de 3 segundos. En PS3 en cambio, eternas cargas, instalaciones y menús de apariencia Steampunk pero tercermundistas en ejecución.

Con el mando también me decanté por el de Xbox 360. Qué ergonomía. Tamaño perfecto, gatillos mágicos y un stick izquierdo en su verdadera posición, cargando menos las muñecas. En contra, un mando mucho más pesado, con unas baterías o pilas engorrosas, todo lo contrario que la ligereza del Dual Shock, que añadía el Sixasis como novedad. Lamentable los Sticks de Ps3, resbaladizos a más no poder y un mando sin gatillos. Manco total.

Respecto a las apuestas personales de periféricos Microsoft luchó con Kinect pero fue un quiero y no puedo. No terminó de cuajar entre el público más hardcore. Tal vez ni entre el más casual. Sony, en un arrebato de niño pequeño sacó al mercado Move. ¿Qué es lo que ocurre cuando se intenta imitar una cagada? Que sale una doble cagada. En ese aspecto han fracasado las dos compañías, sin capacidad para innovar. Tal vez un sistema anticuado. Ya veremos en la next gen.

En los primeros años los exclusivos de Microsoft también fueron espectaculares. Halo, Gears of War, Forza y un largo etcétera se comían a los pocos exclusivos potentes de Sony, con Metal Gear 4 a la cabeza. Insuficiente tal vez para gastarse 600€. La guinda a todo esto, los multis. Superiores en Xbox 360.

Enamorado pues de mi blanquita, y algo enfadado con Ps3 a pesar de tener online gratuíto (un servicio peor, también es verdad), si hace dos años me hubiesen preguntado por la vencedora de la generación, sin lugar a dudas me habría decantado por Xbox 360.

Pero entonces algo cambió en Sony. Datos financieros desastrosos, pérdidas y un futuro algo incierto en el campo de las videoconsolas de sobremesa. PSVITA fue la gota que colmó el vaso. La dirección era la incorrecta. Y algún genio de la empresa se propuso cambiar la tendencia descendente. Conjuró a todos los directivos de Sony para salir del bache. Y vaya si ha salido. De la mejor manera posible. Con videojuegos, que al fin y al cabo son la esencia de las videoconsolas.

Una batería terrible de exclusivos nos han invadido en el último año. Ni No Kuni, The Last of Us, Beyond Two Souls, God Of War Ascension, Dragons Crown, Ratchet & Clank…y aún falta Gran Turismo 6.

A esto se le ha unido el PSN Plus, un auténtico lujazo. Descuentos, acceso a contenido único y lo más importante, juegos, grandes juegos gratuitos.

Empecé la gen dejando de lado a PS3, y hoy es el día que tengo totalmente abandonada a la 360. Cero agradecimiento a los usuarios que hemos sido miembros Gold durante tantos años. Regalar un juego al mes no es suficiente. Qué mínimo que dejar de cobrar por ser miembro Gold, o regalar una suscripción anual a los usuarios que hemos estado más de 3 años pagando su servicio.

PS3 empezó la generación horriblemente, pero la ha terminado más que dignamente. La veo muy poderosa. Y creo, que gracias a este final, va a tomar la delantera en la next gen con PS4. En parte creo que es injusto, pues tenemos una memoria muy frágil y olvidamos la grandeza de Xbox en las dos últimas generaciones de consolas. Pero también es verdad que el mercado manda, y la tendencia actual es que PS4 le está ganando la partida a la One.

Yo conservo mi memoria intacta y me rindo a Microsoft por una generación mágica. He disfrutado mucho con su consola y sus videojuegos.

Por eso mi veredicto final es que no ha habido derrotados. Creo que han sido dos combatientes dignísimas, y estoy orgulloso de haber visto una batalla tan enfurecida donde el único vencedor ha sido el usuario. Le agradezco profundamente a Microsoft y a Sony esta encarnizada batalla. Ojala nunca se desequilibre. Porque en ese equilibrio, en esa batalla continua, en esa competencia desgarradora, el jugador sale vencedor. Gracias a las dos consolas. Una generación mágica.    

Carlos González Bravo

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

About Author

Comments are closed.

Share This